MILITARES OCUPAN CASAS DE CIVILES EN EL SUR DE BOLIVAR

DENUNCIA PÚBLICA 

MILITARES OCUPAN CASAS DE CIVILES

El corregimiento de Micoahumado vive desde hace tiempo la presencia militar de manera permanente. El día 29 de enero en horas de la mañana llegó al caserío un grupo de aproximadamente 40 militares, que según informaciones de la comunidad pertenecen al batallón Selva 48. Estuvieron apostados durante tres días en una pequeña parcela que se encuentra ubicada en el caserío. Ante la insistencia de los pobladores para que desocuparan la finca, los militares la desocuparon y se instalaron en la escuela del caserío La Conformidad, que está distante 4 kilómetros de Micoahumado.

 

 

 Allí estuvieron desde el 1 de febrero hasta el 9 del mismo mes, a pesar que en la escuela se encontraban los menores que asistían a las actividades académicas propias del calendario escolar de la región. En esta ocasión la comunidad les exigió que se salieran y, a pesar de estos llamados, permanecieron allí durante nueve días. Al salir de la escuela llegaron a instalarse en la vereda La conformidad en la finca La Bendición, ubicada a 10 minutos del caserío. Llegaron el día lunes 9 de febrero a las 5.30 am aproximadamente, ubicándose en las cercanías de la casa. Sus carpas están ubicadas en el patio y utilizan las construcciones dedicadas a la cría de gallinas como espacios  para guardar sus pertenencias.

En esta casa viven 5 menores de edad, 3 niños y dos niñas, la madre de los menores y dos trabajadores entre ellos, un anciano y un muchacho joven, que ejercen labores de trabajo campesino. En reiteradas ocasiones, se les ha solicitado que se retiren de la casa y han hecho caso omiso.

 Miembros de este grupo de militares se han desplazado en varias ocasiones a buscar agua a una casa vecina, que dista 4 minutos, en la cual habitan 7 personas, entre ellos 5 adultos y un  anciano de 102 años y dos menores de edad. 

 En la región, existe preocupación por la presencia constante de la fuerza pública en los espacios civiles, la comunidad ha denunciado permanentemente esta situación y el resultado ha sido que se salen de una finca pero se instalan en otra.

 Desde hace aproximadamente dos meses, el grupo insurgente ELN ha procedido a un proceso de minado en gran parte de la zona que rodea el corregimiento, esto no es razón y menos justifica que este dispositivo militar esté utilizando las viviendas de la población civil como base y parte de un operativo militar en la zona, con el consiguiente riesgo para la población civil.

 La familia que habita la casa (la madre y sus cinco menores) se ha visto en la obligación de abandonar su casa como medida de protección para su vida y la de sus hijos; 

 En relación con lo anterior, se solicita de manera inmediata

 1.  A las fuerzas militares, que abandonen de manera inmediata la finca la Bendición y no se instalarse en otros predios de la población civil.

2.    Que se de cumplimiento y respeto a las normas del Derecho Internacional Humanitario, especialmente la de no ocupar lugares de habitación de la población civil y no coger a esta como escudo en las confrontaciones armadas.

3.    Sean respetados los derechos a la vida, libertad e integridad de los habitantes del Sur de Bolívar en medio de los operativos que actualmente se adelanta por parte del Ejército Nacional en esta región del Sur de Bolívar.

 4.    Al grupo insurgente ELN para que proceda a desminar las zonas donde ha sembrado estos artefactos en la región, ya que se está viendo afectada la integridad física de pobladores.

  

PROCESO COMUNITARIO POR LA VIDA, LA JUSTICIA Y LA PAZ DE MICOAHUMADO

FEDERACION AGROMINERA DEL SUR DE BOLIVAR – FEDEAGROMISBOL

CORPORACION SEMBRAR

ASOCIACION PAZ CON DIGNIDAD

 

Información adicional