Corte Interamericana ordena al Estado Colombiano investigar en caso de los desaparecidos del palacio de justicia

La Corte Interamericana de Derechos Humanos con sede en Costa Rica, falló de fondo en el caso de los desaparecidos del Palacio de Justicia, por una parte, ordena al Estado Colombiano investigar, al respecto afirma:

 

El Estado reconoció su responsabilidad por el incumplimiento de la garantía del plazo razonable respecto de la investigación de los hechos del presente caso, así como de ciertos aspectos de las irregularidades alegadas en cuanto a la debida diligencia.

Teniendo en cuenta lo anterior y con base en sus propias consideraciones, la Corte consideró que el Estado vulneró la garantía del juez natural, independiente e imparcial, en virtud de las investigaciones iniciadas en la jurisdicción penal militar, respecto de las investigaciones por la desaparición forzada de Irma Franco Pineda y las torturas sufridas por Yolanda Santodomingo Albericci y Eduardo Matson Ospino. Asimismo, la Corte consideró que Colombia incumplió su obligación de iniciar una investigación de oficio, inmediata y efectiva, omitió realizar las actividades de búsqueda necesarias para localizar el paradero de los desaparecidos y esclarecer lo sucedido, así como no actuó con la debida diligencia en las primeras diligencias de la investigación y, en menor medida, en las investigaciones desarrolladas actualmente en la jurisdicción ordinaria. Por último, la Corte constató que la investigación de estos hechos no ha
respetado la garantía del plazo razonable.

Por tanto, la Corte concluyó que el Estado era responsable por la violación de las garantías judiciales y a la protección judicial, consagrados en los artículos 8.1 y 25.1 de la Convención Americana, en relación con el artículo 1.1 de la misma, en perjuicio de los familiares de las víctimas desaparecidas forzadamente, incluyendo a los familiares de Carlos Horacio Urán Rojas, y de los familiares de Ana Rosa Castiblanco Torres y de Norma Constanza Esguerra Forero, así como en relación con el artículo I.b de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada, respecto de los familiares de las víctimas desaparecidas forzadamente, incluyendo a los familiares de Carlos Horacio Urán Rojas, y en relación con los artículos 1, 6 y 8 de la Convención Interamericana contra la Tortura, en perjuicio de Yolanda Santodomingo Albericci, Eduardo Matson Ospino, Orlando Quijano y José Vicente Rubiano Galvis.

Por otra parte la Corte Interamerica encontró que el Estado Colombiano era responsable:

"por el incumplimiento de su obligación de garantizar los derechos a la vida y a la integridad personal, contemplados en los artículos 4.1 y 5.1 de la Convención, en relación con el artículo 1.1 del mismos instrumento, por no haber tomado las medidas efectivas y necesarias para prevenir su vulneración, teniendo
conocimiento del riesgo real e inmediato en el que se encontraba el Palacio de Justicia en ese momento, en perjuicio de Carlos Augusto Rodríguez Vera, Cristina del Pilar Guarín Cortés, David Suspes Celis, Bernardo Beltrán Hernández, Héctor Jaime Beltrán Hernández, Gloria Stella Lizarazo
Figueroa, Luz Mary Portela León, Norma Constanza Esguerra Forero, Lucy Amparo Oviedo Bonilla, Gloria Anzola de Lanao, Ana Rosa Castiblanco Torres, Carlos Horacio Urán Rojas, Yolanda Santodomingo Albericci, Eduardo Matson Ospino y Orlando Quijano"

La Corte también se pronunció respecto de la integridad personal de las víctimas, al respecto el alto Tribunal afirmó:

Adicionalmente, la Corte encontró que el Estado era responsable por la violación del derecho a la integridad personal, contemplado en el artículo 5.1 y 5.2 de la Convención Americana, en relación con el artículo 1.1, en perjuicio de los familiares de las víctimas de los hechos del caso.

Por último la Corte Interamericana estableció en qué debe consistir la reparación a las víctimas:

Con respecto a las reparaciones, la Corte estableció que su Sentencia constituye per se una forma de reparación y, adicionalmente, ordenó al Estado: i) publicar la Sentencia de la Corte Interamericana y su resumen así como realizar difusiones radiales y televisivas de la misma; ii) llevar a cabo las investigaciones para establecer la verdad de los hechos, así como de determinar, juzgar y, en su caso, sancionar a los responsables de los hechos del presente caso; iii) efectuar, a la mayor brevedad, una búsqueda rigurosa, en la cual realice todos los esfuerzos para determinar el paradero de las once víctimas aún desaparecidas a la mayor brevedad; iv) brindar, el
tratamiento médico, psicológico o psiquiátrico a las víctimas que así lo soliciten y, de ser el caso, pagar la suma establecida por concepto de gastos por dicho tratamiento para aquellas víctimas que residan fuera de Colombia; v) realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional por los hechos del presente caso; vi) realizar un documental audiovisual sobre los hechos del presente caso, sus víctimas y la búsqueda de justicia de sus familiares, y vii) pagar las- 8 - cantidades fijadas en la Sentencia, por concepto de indemnizaciones por daños materiales e inmateriales y por el reintegro de costas y gastos.

 

Información adicional